Sístole y Diástole

22 abril, 2012

Reproducimos la nota publicada a modo de editorial en el último boletín electrónico.

Diástole. En algún sitio dijo Eugenio Barba que las compañías de teatro tienen momentos centrados en lo interno y momentos de salir al mundo. Para pasar la resaca de la última función de Azul Ultra en octubre pasado y sobrevivir las siempre dolorosas partidas de compañeras y compañeros de proyecto, Lombó se encerró todo el invierno a ensayar y dar clases para con renovadas fuerzas salir ahora al encuentro de amigos y espectadores. La primer experiencia de Milonga Teatro nos permite soñar que con el tiempo se transforme en un punto de encuentro que combine el placer de bailar y aprender el tango, de mirar danzar, de conversar con viejos y nuevos amigos y amigas, mientras
asistimos a adelantos de la escena teatral o musical. Nos gustaría estar
un punto más cerca de los cabarets de entreguerras y las milongas del interior de Argentina, que de los cafetines de Buenos Aires y del tango for export. Pero además de tango, en mayo todo será teatro: terminan los talleres de Salamanca y Zamora con muestras abiertas de los adultos y los niños y ¡suenen mandobles y chirimíes! el 25 de mayo estrenaremos «La Memoria (el día que me quieras)». Al día siguiente presentaremos en Salamanca la experiencia inédita del Master Class de Interpretación con un gran maestro invitado Gabriel Molina, en asociación con el Teatro La Usina de Madrid.
Es que la seña de identidad de Lombó está en el actor y la actriz y para ello el único camino es centrarse en una formación actoral de excelencia. A partir de entonces se sucederán las funciones de «La Memoria», con alguna reposición de Jesús de Topas y algún otro proyecto de pequeños montajes. Para el domingo 3 de junio, en conjunto con Entropía Danza de Zamora, organizaremos un evento introductorio al Contact Improvisación, una displina relacionada con la danza y el encuentro que es muy conocida en todo el mundo pero que sin embargo no ha tenido mucho recorrido en Salamanca.   

Todo este plan de trabajo de Lombó Teatro Laboratorio de Salamanca se realiza en conjunto con el Espacio de Arte Experimental «El Gallo», en cuyas actividades participamos codo a codo, como el fantástico ciclo de los Lunes We’re off to the flicks, coordinado por nuestro irlandés amigo Keith Payne, las nuevas clases de Capoeira de los miércoles, o los eventos artístico-sociales como el moderno Gallo Grita o la descarada presentación de Asno.
  En Facebook hemos superado los 1001 amigos/seguidores, lo que sumado a los 650 suscriptos a la Newsletter [Lombó Teatro], y restando los repetidos entre ambas plataformas, son ya unas 1500 personas con los que podemos contactar sin tener que depender tanto de los medios de comunicación tradicional o los organismos oficiales, que en general parecen tener cosas más importantes que hacer que fomentar la cultura independiente.
Agradecemos a todos vosotros por estar del otro dándonos la oportunidad de salir a vuestro encuentro.

 Dicen desde todos lados ¡Con la crisis que hay! ¡Como para teatro/cultura/derechos sociales/memoria histórica/arte estamos! Pues sí, para eso estamos ¿es que hay algo más? Sístole.
 MP.